Follow by Email

viernes, 28 de octubre de 2016

Ecos de la muerte de un político transgresor

Lorena Molina y Regino López, coordinadores de Desarrollo Social y Cultura respectivamente en la Intendencia de Salto (por fortuna el diario avisa quiénes son, porque a diferencia del extinto expresidente Batlle estos señores solo son conocidos por sus parientes y correligionarios) realizaron este viernes un comunicado conjunto pidiendo disculpas por sus dichos en Facebook tras la muerte del expresidente Jorge Batlle.

Los jerarcas comunales salteños señalaron que sus opiniones "no condicen a la confrontación política y de las ideas" y señalaron que asumen "el compromiso de seguir trabajando por un Salto más inclusivo, como lo hemos venido demostrando siendo esto fiel reflejo de ello".

En otro comunicado publicado el jueves el gobierno departamental "lamenta profundamente las expresiones que en forma particular, algunos de sus integrantes realizaron a través de las redes sociales" y ratifica los dichos del intendente Andrés Lima y del secretario general Fabián Bochia, quienes anteriormente señalaron que "todos los salteños debemos respetar este momento de dolor y congoja para miles de uruguayos".

Los dichos de López y Molina iban en sentido contrario al pronunciamiento público de la Mesa Departamental del Frente Amplio, que se solidarizó con el Partido Colorado y reconoció la trayectoria del exmandatario

Pocas horas después de que se conociera la noticia de la muerte de Batlle, la señora Molina publicó en su cuenta de Facebook que el exmandatario era "un inepto intelectual" y "un político incapaz".
A dónde puede llevar la ceguera social y política, porque podrá o no haber gustado la personalidad un tanto irreverente del finado Batlle, pero que se le acuse de "inepto intelectual" a una de las mentes más brillantes del Siglo XX, sumado a "incapaz", ya es un agravio deleznable. Recordemos que condujo -como pudo, por cierto- al país contemporáneamente a la débacle argentina y brasileña de 2002, lo que constituye poco menos que una hazaña.

Más tarde López comentó en la misma red social que el exmandatario "mató Bella Unión", en referencia a la localidad de Artigas que se vio seriamente afectada por la crisis de 2002. También lo definió como "una lacra, una porquería que menos mal que murió" y agregó que "lo peor era que aún no han fallecido el expresidente Julio María Sanguinetti y otros más".
Flaco favor hace esta gente al partido de gobierno, que ha tenido en el expresidente Mujica Cordano al peor presidente que registra nuestra historia, dilapidando las arcas del estado con sus "velitas prendidas al socialismo" cuyos coletazos aún hoy, el presidente actual Tabaré Vázquez -del mismo partido al que pertenece Mujica- está tratando de subsanar en medio de palos en la rueda puestos por gente de la misma calaña que estos salteños poco dignos.

Jorge Batlle Ibáñez es parte de la Historia. Les guste o no, les haya gustado su estilo o no. Como Julio  Sanguinetti, dos veces presidente de la República y el primero electo democráticamente finalizada la dictadura. En cambio estos personajes de barricada trasnochada de un mayo francés seguirán siendo ignotos a causa de su estupidez y miopía, que es el único defecto que hace caer a los comparsas políticos que hacen de cabezudos al carro alegórico de un partido.

Desde la vereda de enfrente porque nunca lo voté, descanse en paz, don Jorge Batlle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario